💡 Ideas y estilos para fotos en Tortosa, Amposta...

28 de junio, 2021 - Novedades -

¿Sabes lo que es una micro wedding? Claro, la traducción literal es “micro bodas”, y es que el coronavirus ha obligado a todo mundo a celebrar eventos en una mayor intimidad para minimizar los riesgos de contagios. 

Si buscas un fotógrafo de bodas en Tarragona ese será el primer consejo que recibas: una boda más pequeña, pero también más natural y sencilla, aprovechando los entornos naturales de esta hermosa región para dar un toque más personal a tu celebración. 

Claro que el coronavirus y el uso de la mascarilla no serán eternos, pero piénsatelo: una boda en un pueblo de mar, junto al Mediterráneo, al aire libre, ¿no es una boda de ensueño? 

O, aprovechando que Tarragona fue durante el imperio romano la ciudad más importante de la península, escoger un lugar de la Antigüedad y celebrar tu boda allí, ¿no sería espectacular? 

Un fotógrafo de bodas en Tarragona sabe valorar los entornos, advierte la potencialidad del paisaje y evalúa mejor que los simples mortales los ángulos más apropiados para lograr una fotografía perfecta. 

Por eso queremos hablarte sobre algunos estilos de fotografía y de la importancia de conseguir ese reportaje de bodas que os acompañará, esperamos, el resto de vuestras vidas.

Beneficios de elegir un estilo sencillo y natural de las fotografías frente a uno muy colorido y artificioso


Sabemos que todo cuanto concierne a la preparación de la boda pone los pelos de punta: que si el vestido, que si el banquete, que si los invitados, que si el coche… y las fotos también generan estrés, por supuesto. 

La oferta de fotógrafos es inmensa en nuestro país, y conseguir un fotógrafo en Tortosa o un fotógrafo al sur de Tarragona a veces puede no resultar tan fácil como parece. Hay muchos que ofrecen fotos artísticas, fotos creativas, fotorreportajes de bodas, fotografías documentales de bodas… 

¿Cómo saber que lo que ofrece es lo que tú necesitas? ¿Qué debes esperar de un fotógrafo de bodas para que tu álbum no sea una sorpresa… desagradable? 

Antes de entrar en materia, nos gustaría comentarte nuestra visión de cómo debería ser el estilo de las bodas en cuanto a fotografías, que no tiene que ver con el estilo de la boda en sí. 

Te hablaremos de la fotografía natural, de la emotiva, de detalle, la romántica, la cinematográfica o la artística, pero enfatizando el aspecto sencillo (la verdad, fotos demasiado artificiales dan la sensación de que algo no cuadra, de que las sonrisas son postizas. Tú no quieres eso, ¿no es así?).


Fotografía natural


La fotografía natural quiere captar gestos, miradas y momentos íntimos y personales. Es un estilo “espontáneo”, donde la pareja tendrá esa libertad de expresarse sin que haya poses prefabricadas, dictadas por la tradición. 

Todas las bodas son distintas, y un buen fotógrafo sabe capturar esos aspectos que hacen única a una celebración. Se puede mezclar esta fotografía espontánea con técnicas más estructuradas, y dar un resultado de gran belleza.

Fotografía emotiva


Como su nombre lo dice, la fotografía emotiva es aquella en donde priman los novios, claro, y se manifiestan las emociones. Es fácil conmoverse en las bodas, y si es en un entorno tan especial como Tarragona, donde todo exuda historia y encanto, las emociones estarán a flor de piel. 

Las imágenes salen también con una gran naturalidad, sin artificios, y nos cuentan la historia de dos novios que no pueden vivir el uno sin la otra.

 

Fotografía de detalle


 Este tipo de fotografía es el close-up, el acercamiento a objetos y personas. Un buen fotógrafo tiene la mirada aguda para discriminar qué rasgos se enfatizan, qué momentos se inmortalizan. 

La sencillez es primordial para realzar aquellos detalles no solo de la propia pareja, sino de lo que les rodea, incluso sin que se den plena cuenta. Por eso estas fotos resultan hermosas y sorprendentes, frescas y hasta divertidas.


Fotografía romántica


Claro, no puede faltar este ingrediente en una boda porque sin el romanticismo ¿qué queda? 

Si buscas un fotógrafo en Vinaroz, tendrás los escenarios más románticos, con sus hermosas playas y paseos marítimos, sus estrechas calles, su preciosa iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, sus vestigios históricos. 

Con las fotografías románticas, si bien el punto central es la pareja, lo importante también es generar confianza entre los novios y el fotógrafo de bodas Tarragona, para que todo fluya con la mayor naturalidad posible. 

El fotorreportaje de tu boda será de esta manera una progresión de momentos extraordinariamente felices, donde el amor se siente en las imágenes.


Fotografía cinematográfica


Para realizar este tipo de fotografías se necesita mérito y mucha práctica, además de un ojo especial para el cine. La técnica adapta la fotografía a un estilo cinematográfico dando como resultado fotos muy naturales, captando todos los momentos importantes.


Fotografía artística


Este estilo es muy creativo y original. El fotógrafo utilizará encuadres diferentes, ángulos inusuales, puntos de vista desacostumbrados con los que contar tu historia. El escenario cobra una especial importancia. 

Los claroscuros, la luz, los detalles adquieren vida en la fotografía artística, y para que no corras el riesgo de que resulten demasiado artificiales, debes contratar a un fotógrafo experto como Abel Sogues.


Ventajas de un estilo natural


En principio, hay dos categorías en las fotografías de bodas: las de estudio y las de secuencia. Las primeras son las tomas estudiadas, con iluminación especial, y las segundas son las que se captan en el momento de forma espontánea. 

Podríamos decir que en un reportaje de bodas ambas categorías pueden convivir, donde el fotógrafo coordina y controla la postura de los novios, los familiares y los demás invitados, pero también deja fluir los momentos y no interviene. 

De lo que se trata es que las fotos sobrevivan al paso del tiempo, que dentro de 10, 20 años las veas y no solo te digan cómo era la moda en las bodas de esos años, sino cómo te sentías, más allá del recuerdo. 

De que cuenten cómo se sintió tu pareja, cómo bailaron tus sobrinitos, cómo se divirtieron vuestros amigos y familiares, y eso no lo hace una fotografía del estilo de las de antes. 

Eso lo logra un tipo de fotografía que captura la emoción de las miradas, los nervios al ponerte el velo o de tu novio colocándose las mangas de su camisa. Las risas espontáneas captadas por un ojo experto. 

¿Cuántas fotos de momentos felices son “de estudio”? Ninguna. Por ello la fotografía de bodas ha evolucionado junto al nuevo gusto de las parejas. 

Narrar en imágenes los momentos previos a la ceremonia de ambos es ya tradicional, forma parte de todo el reportaje, así como los últimos instantes antes de despediros (la pre boda, la boda y la post boda). 

Un fotógrafo moderno huirá de lo que huele a tradición, a fotos que no dicen nada. Pero no hay que desechar lo anterior porque sea viejo, hay que adaptar aquellas técnicas a los nuevos tiempos y a las nuevas sensibilidades. 

¿Cuáles son las ventajas de unas fotos más naturales, espontáneas y frescas? Fíjate que precisamente lo de natural es el común denominador en todos los estilos de fotografía que hemos planteado, más allá de que en algunas haya poses y control por parte del fotógrafo. 

Una foto “viva”, que hable de la alegría y el amor entre la pareja, que no sea “como las de la abuela” donde novio y novia lucían acartonados, tiesos, como si no estuviesen disfrutando el momento. Entre estos dos tipos, ¿cuál crees que envejezca mejor? 

Y no estamos hablando de que sean fotografías en blanco y negro, que aún se llevan y muchísimo. Las fotos en blanco y negro siguen dando la nota elegante en cualquier álbum, y aquellas en colores sepia, que dan la sensación de antigüedad. 

Las fotos en blanco y negro son perfectas para captar los momentos emotivos; el color distrae la atención. No es que tus fotos deben ser así, es que hay momentos en que el color es un acierto y otros en los que no tanto. Y allí entra el ojo del fotógrafo.


Abel Sogues, fotógrafo


¿Por qué deberías contratar a Abel Sogues? Abel es un fotógrafo para quien las personas son lo realmente importante. Con él serás la verdadera protagonista de tus fotos, quien contará tu historia con toda naturalidad, tus miedos, tu dicha, tu emoción. 

Él apuesta por técnicas depuradas puestas a disposición de lo que quiere la gente, de lo que quieres tú de las fotos de tu boda. 

Abel logra capturar las emociones humanas en esos rectángulos de imágenes que guardarás para toda la vida. Tus fotos, a fuerza de autenticidad, serán tan puras que jamás te cansarás de ellas. 

Su técnica es conocer a la pareja, lograr la confianza necesaria para que no exista entre él y vosotros recelo alguno que entorpezca o enturbie el momento perfecto de la foto perfecta. 

Contáctale y no te sentirás defraudada, las fotos de tu boda serán tan entrañables como los momentos inolvidables del día más feliz de tu vida.


Compartir 
Ver anterior