Santi, Marta, Pol y Noa: retrato familiar en exteriores

26 de Avril, 2021 - Novedades -

Para realizar fotos de familia en exteriores se deben tener en cuenta muchas variables, ya que son más complejas que las fotos individuales. Es necesario saber de coordinación para gestionar a muchas personas, reflejar la interacción entre ellos y las personalidades. 

 Estas fotos de familia en exteriores se hacen para guardar recuerdos de momentos unidos y felices. El tiempo pasa muy rápido, los hijos crecen y algunos miembros se van, y es por ello por lo que tener fotografías familiares es una costumbre muy entrañable

 A los aficionados de la fotografía se les puede hacer cuesta arriba hacer fotos de su propia familia. La cercanía con las personas hará un poco más complicada la foto. 

 La idea de realizar este tipo de sesiones es dejar de lado las poses artificiales y que salgan de manera más natural, pudiendo plasmar en una imagen más real lo divertido de un momento familiar. 

 Todos los familiares se deben sentir cómodos, relajados y tranquilos con los involucrados. Esa es una de las principales cosas que se deben lograr para que sean fotografías de calidad y permanezcan durante mucho tiempo vigentes. 

 Si es una ocasión especial como un cumpleaños, aniversario, o boda, los grupos son numerosos, y la organización debe ser realizada previamente para que los recursos que se vayan a utilizar se aprovechen por completo.


Pol y Noa


Vestimenta


Aunque parezca algo trivial, esta es realmente una de las variables que puede cambiarlo todo. Si las fotos de familia en exteriores se van a realizar en sesiones programadas se les recomienda a los participantes que todos lleven un mismo estilo de ropa, casual o formal, pero todos en la misma sintonía. 

 Los colores deberán ser similares, evitando rayas, cuadros o diseños muy llamativos para que no destaque ninguno en particular y la composición sea más homogénea. 

 Si las fotos se hacen en verano, pueden usar ropa cómoda en colores suaves, pudiendo emplear ropas parecidas o de tonalidades similares, pero que combinen. La esencia familiar debe estar plasmada tanto en la vestimenta como en la naturalidad de lo que usen. 

 En caso de que no se pueda hacer esta acotación previamente, se pueden agrupar a las personas por colores para que las fotos sean más armónicas, sin que resalte uno más que el otro.


Foto en familia entrañable: Marta, Santi, Pol y Noa


Localización


Seleccionar la mejor ubicación para que las personas estén cómodas y se sientan relajados es crucial cuando se quiere que las fotos sean lo más natural posible. 

 En las fotos familiares en exteriores se pueden hacer en situaciones clásicas y otras casuales para que sean mucho más originales. Un parque, un jardín, una playa o ese espacio especial para toda la familia son opciones viables. Cuanto más confortables estén, mejor serán las expresiones plasmadas en las fotos. 

 Hacer muchas tomas seguidas evitará que solo se tengan fotos descoordinadas. Cuantas más ráfagas de fotos se hagan, hay más probabilidades de que todos los que participan queden bien. 

 Los ángulos se pueden variar, ya que no hay que limitarse a lo clásico. Suelen salir grandes fotos si se hacen desde lo alto, desde el suelo, o los familiares tumbados en el césped, o unos delante de otros. Todas estas situaciones dan como resultado fotos geniales en las que se divierten mientras posan. 

 Si es una familia aventurera de viajeros, pueden posar mientras están observando hacia el horizonte o dirigiéndose a algún lugar. Por otro lado, si son una familia de comer mucho pueden ser fotos haciendo un pícnic al lado de un árbol o un campo. Las posibilidades son infinitas, solo es necesario ser conscientes y poner la imaginación a volar. 


Iluminación


Es recomendable realizarlas en horas de la mañana o a finales de la tarde. Las horas de mayor iluminación solar no son muy recomendadas, ya que pueden cerrar los ojos o fruncir el ceño por el exceso de luz directa en la cara. 

 Media hora antes o después de la salida del sol se reciben unas tonalidades espectaculares a las imágenes por los efectos de luz y sombra agradables y suaves. Si se está en contraluz, es recomendable utilizar el flash aunque sea en exteriores. Aunque lo mejor es la luz natural. 

 En caso de que haya que realizar las fotografías en horarios del mediodía, el cual se caracteriza por ser muy brillante y fuerte, se pueden utilizar marcadores de contraste para equilibrar un poco los blancos y matizar las sombras intensas sobre los sujetos. 



Siempre es importante tener cuidado que una parte de la familia salga al sol y otra en la sombra, porque en varias ocasiones puede no obtenerse un buen resultado a la primera.


Ambiente para los fotos familiares en exterior


Si hay niños en el cuadro, se puede preparar la sesión de fotos como si fuese un juego. Esto relaja también a los adultos para que disfruten de la experiencia, tal como contarles algo gracioso para que las risas sean naturales y no forzadas dando una mejor imagen. 

 Hay que entender que no son modelos profesionales que pueden estar mucho tiempo en una posición para que las fotos salgan perfectas. Dentro de la imperfección de la improvisación es donde se encuentran las mejores fotos. 

 El fotógrafo debe considerar el fondo general de las fotografías, en caso de que existen elementos que incluir a la composición como una casa, un columpio, hamaca o árboles. 

 Para fotografiar a un grupo en una zona con una vista espectacular, se puede hacer una composición especial apreciar el entorno. Una técnica común es colocando al grupo a un lado de la imagen. 


Santi y Pol


Las emociones que se vean en las fotos son importantes. Aun con gestos favorecedores o poses estudiadas, las muestras de afecto entre los miembros de la familia no pueden faltar en los retratos.


Entorno


La naturaleza es algo que no se puede controlar. Una sesión de fotografías familiares en el exterior puede estar programada para un día que se piense soleado y terminar lloviendo o nublado, oscuro o cualquier otro imprevisto. 

 El fotógrafo puede aprovechar estos obstáculos con efectos interesantes a su favor, como los destellos de luz, una bruma inesperada y hasta la lluvia puede generar un ambiente divertido y muy casual. 

 Cuando la ubicación es en una playa o un lugar donde está muy marcado el horizonte, es recomendable escoger alguna de las dos partes para resaltar. El resultado será mucho mejor que con el horizonte en el centro de la foto. 

 Otra manera de aprovechar el entorno es desenfocándolo para que la atención sea en las personas del grupo familiar. Esto da un efecto excelente y es una buena forma de que el centro focal sean las personas.



Colocación


Anteriormente se tomaban fotos en una sola posición. Cuando eran grupos familiares los padres sentados y los hijos de pie junto a ellos. Eso ha cambiado mucho, puesto que la publicidad ha hecho que las imágenes que se quieren tener sean mucho más originales. 

 La idea es que no tengan poses forzadas, y que sean situaciones y posturas que les resulten normales para que la naturalidad se vea en la fotografía. Esto es un factor muy crucial para que se vean la esencia de la familia para que se muestre como es la personalidad de cada uno de ellos. 

 El contacto entre ellos permite ver la conexión familiar, se percibirá su cercanía con una mano en el hombro, un abrazo, manos juntas, miradas cómplices y sonrientes. 

 Hay que tener cuidado con el encuadre en los exteriores, no cortar cabezas o si son de cuerpo entero tomar también los pies de cada persona. 

 Puede que se tenga una idea o noción de lo que se va a realizar en la sesión fotográfica, pero tal vez la dinámica familiar haga que sea muy distinta a lo esperado. Es en esos momentos de espontaneidad que hay que aprovechar para obtener las fotos inolvidables que espera toda la familia. 


Accesorios


En caso de que el fotógrafo es parte del círculo familiar que va a ser retratado, es necesario que utilice un trípode para poder formar parte de esa aventura que es tomar fotos familiares en exteriores. 

 Los flashes, luces adicionales, lentes, filtros y todos los instrumentos que se necesite para satisfacer las necesidades de la familia deben estar presentes al momento de realizar la sesión fotográfica. 

 En varias ocasiones son los mismos familiares los que desean incorporar sus propios atuendos y accesorios. Esto habla de cómo ellos se expresan y son realmente, por lo que si desean usar sus collares, anillos, gorra, bolso o accesorio extra, debe ser permitido. 

 Se puede jugar con todo lo que se disponga a la mano para obtener unas fotografías de calidad en la que todos los miembros de la familia queden satisfechos. Aprovechar los momentos de luz, el clima, la composición y la hora para que se sienta la armonía familiar en las fotografías obtenidas. 

 Inmortalizar un momento mientras la familia se divierte al aire libre y se olvidan de las fotos es el mejor resultado que se puede precisar en una sesión de fotos familiares en el exterior.   


Partager 
Voir ci-dessus Voir ci-dessous