7º aniversario Abel Sogues Estudio

23rd May 2021 - The latest -

     Hoy hacen siete años exactos desde que decidí abrir mi propio estudio en mi querido pueblo de Traiguera, (¡a una hora y poco de la capital de provincia para los que no lo sepáis!). 

 Siete años cargados de ilusión, entusiasmo, creatividad y mucho cariño en todos y cada uno de los proyectos que he realizado hasta la fecha. 

 Puede que el camino no haya sido fácil, pero si hay algo que tengo claro es que el amor a la profesión es la clave para tener este tinglado en marcha. Y, de ganas, en nuestro día a día, ¡nos sobran!     

          

UN POCO DE HISTORIA: UN FOTÓGRAFO DE UN PUEBLO DE CASTELLÓN


En 2007, Esther (mi ángel de la guarda), de uno de sus viajes de trabajo, me trajo una cámara réflex. Fue a partir de entonces que empezó mi andadura como aficionado de la fotografía. Nunca había experimentado un sentimiento parecido: por fin conseguía sentirme parte de algo. 

 Y es que una vez te sientes que encajas en un lugar, ya no hay vuelta atrás. 

 Empecé a curiosear sobre un mundo que se advertía con muchos matices y a buscar información más detallada en este campo. Si en ese momento me dicen que iba a dedicarme a ese nuevo hobby que estaba empezando a descubrir, ¡no me lo creo! 

 Tres años después, en 2010, empecé a desarrollar mi trayectoria profesional dedicada al mundo de la imagen. Sin pensármelo dos veces me metí de lleno en esta nueva faceta, gracias al estudio de Benicarló, Roda & La Pepa. Allí estaba de segundo fotógrafo en la BBC: bodas, bautizos, comuniones, eventos, fallas, etc. 

 Pero había algo dentro de mí que me decía que necesitaba más. Necesitaba sentirme más valioso para los demás, porque sabía que captar momentos importantes para la vida de las personas era lo que más me gustaba. Y que, con ello conseguiría realizarme o, al menos, no me quedaría con las ganas de probarlo. 

 Por eso mismo, en agosto de 2013, decidí empezar mi carrera como fotógrafo profesional en solitario. En este caso, ya no solo me encargaba de imágenes para eventos, sino también de imágenes corporativas y de productos. 

 Así que, el 23 de mayo de 2014, tomé la decisión de dar un paso más allá y, finalmente, abrí mi propio estudio en la calle Ramón y Cajal número 41 de Traiguera, a 90km, más o menos, de Castellón de la Plana. 

 A partir de este momento, ¡ya nada volvería a ser igual!


EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE MI VIDA


El día de la inauguración, el estudio, como pasaría a partir de entonces, se convirtió en un lugar de celebración y conexión entre las personas. Fue una fiesta con los amigos de toda la vida y familiares que me permitió mostrar el nuevo punto de encuentro fotográfico del norte de la Provincia de Castellón. 

 En la imagen siguiente aparece nuestro párroco bendiciendo el estudio y llenándolo así de fuerza protectora. Esa fortaleza que ha hecho que hoy siga aquí, orgulloso de mis siete años como fotógrafo en Castellón… ¡y por todos los que quedan por venir!

La verdad es que ese día me sentí nervioso y maravillado a partes iguales. No os voy a mentir, la incertidumbre me hacía estar un poco alerta. Pero la calidez y confianza que me transmitían mis familiares me daba energía. Y ha sido precisamente estas energías positivas las que me ha ayudado a llegar donde estoy ahora mismo


CUANDO EL MIEDO DESAPARECE


Poco tiempo después de abrir mi estudio, me sentí conmovido por la buena acogida que había tenido. Nunca me había podido imaginar que una persona común como yo, iba a poder dedicarse a lo que más le gusta. 

 La cámara siempre capta lo que ve, por eso lo importante no es apretar su gatillo, sino saber cuándo es el mejor momento para hacerlo. Una cosa tan simple es la que precisamente acaba dando una marca propia a cada fotógrafo. 

 Y, es que, cuando vi que la gente aceptaba mi trabajo, mi punto de vista personal sobre la fotografía empezó a fluir de una forma mucho más natural. Esa misma confianza recibida es la razón por la que siempre me acuerdo de todas y cada una de las personas que han creído en mí y han estado a mi lado desde los inicios. Porque, de no ser por ellos, las cosas serían muy diferentes hoy en día. 

 Además, es justo decir que si me he convertido en un fotógrafo de bodas en Castellón provincia, dónde trabajo cerca de mi casa y de mis seres queridos, esto ha sido gracias a todas las personas que han confiado en mí y en los servicios que recibieron.


LA CLAVE DEL ÉXITO


Tal y como dice la gran fotógrafa Bernice Abbott, “el fotógrafo es el ser contemporáneo por excelencia; a través de su mirada, el ahora se vuelve pasado”. Un pasado que quedará plasmado en una hoja de por vida y que será recordado generación a generación para siempre. Por eso es tan importante saber captar el momento ideal

 Porque los momentos más importantes de las personas, son aquellos que cuando los recordamos nos sacan una sonrisa. Y si tenemos una imagen que nos lo recuerda, esta rememoración permanecerá para siempre en nuestra memoria. 

 En mi estudio intento captar sentimientos y emociones, no simples imágenes resultonas, con colores muy llamativos o poses impostadas. Intento conseguir que la imagen hable, nos haga recordar, nos haga sonreír y nos ayude a tener presentes esos momentos en nuestro día a día. 

 Esta es la clave del éxito fotográfico, porque ya lo dice el dicho: “una imagen vale más que mil palabras”.


A POR SIETE AÑOS MÁS


¡Qué rápido pasa el tiempo! Ahora vamos a por otros siete años más cargados de nuevos proyectos. 

 El estudio no ha hecho más que empezar, por eso es tan importante para mí seguir teniendo el apoyo de todos esos que han confiado en mi trabajo hasta la fecha. 

 Porque, una vez más, de no ser por todos aquellos que siguen apoyándome, no podría seguir creciendo como fotógrafo en Castellón y Tarragona. 

 Por eso mismo, este aniversario es nada más y nada menos que un punto de apoyo para seguir en esta carrera. Para echar la vista atrás y hacer balance de todos los objetivos alcanzados durante este tiempo

 Ya sea una boda, una comunión, unas fiestas patronales o un producto de alguna empresa, porque lo importante es disfrutar de lo que se hace. ¡Y desde luego que yo lo hago! 

 Quién diría que aquella réflex de 2007 conseguiría despertar tanto ímpetu e ilusión en una persona... 

 Nadie podría imaginarse la importancia que puede tener un detalle, porque demostrado queda que hasta el más mínimo detalle puede cambiarte la vida. 

 Por eso, mi recomendación es aprovechar todos y cada uno de los momentos que nos da la vida y mirar a los ojos a todo lo que vendrá. Incertidumbre hacia nuevos retos habrá siempre, pero detrás de ello podemos encontrar lo que llevamos tanto tiempo buscando y que ni nosotros mismos sabíamos. 

 Que ni los años fáciles ni los difíciles sean un impedimento para empezar o acabar de hacer algo, sino todo lo contrario. Porque no debemos mirar a la vida con miedo, sino que debemos ser nosotros quienes retemos a la suerte. 

 Y, quién sabe, ¡a lo mejor somos afortunados y finalmente lo conseguimos!


UNA VEZ MÁS, GRACIAS


Sí, porque aún que me repita, vosotros sois los que han hecho posible que esto ocurra

 Contar la vida de alguien puede llegar a ser fácil, puede parecer incluso sencillo si lo vemos desde fuera. Pero desde dentro la perspectiva cambia, al igual que con una fotografía, en dónde nada tiene que ver lo que ve una persona que no lo ha vivido, que cuando lo ve el protagonista. 

 Aquí queremos conseguir que ambos vean las fotografías con el estilo que encaje en sus gustos, tanto las personas que son participes de esto desde los inicios, como los que acaban de conocer este estudio. Porque es gracias a todos, a los que han confiado, a los que confían y a los que confiarán. Porque, sin ninguno de ellos, no sería posible seguir avanzando y creciendo de forma profesional. 

 Y, por último, la parte más importante, ¡el amor! El amor de empezar cada proyecto como si fuera el primero. Es sobre otras cosas lo que ha hecho que siga aquí siete años después. 

 No lo dudéis, podéis seguir consultándome cualquier duda sobre alguna sesión en concreto que deseéis hacer. Siempre me adaptaré a vuestras orientaciones de la forma más profesional y artística posible

 Por todo esto, espero que siga habiendo muchos 23 de mayo que celebrar y porque los proyectos (tus proyectos) de fotografía sigan adelante. 

 Â¡Feliz séptimo aniversario! 

 Y, ahora sí, ¿Fem unes fotos?

Share it 
Previous Next