👶 ¿Qué tipo de fotógrafo de bautizos puedes contratar en Castellón?

04th October 2021 - The latest -


El día del bautizo es muy especial para la familia que se reúne a celebrar esta fiesta con los bebés y los niños. Aunque la ceremonia dure poco, los recuerdos que los padres, padrinos y madrinas tendrán del fotógrafo de recién nacidos perdurarán en el tiempo. 

El resultado es un bonito recuerdo que tendrán los más pequeños de la familia en un futuro de su bautizo. Por esa razón, se suele contratar un fotógrafo de bautizos para obtener buenas imágenes de ese día tan especial. 

Los servicios del fotógrafo pueden ir desde sesiones antes de la ceremonia, durante o después de ella, e incluso una sesión privada en el hogar. 

Etapas de la sesión de fotografías 

El tiempo que necesita un fotógrafo de bautizos para hacer todas las fotos deseadas debe estar bien planificado. Si decide realizar varias sesiones, hay que tener en cuenta ciertos aspectos como el vestuario, el horario, el equipo del fotógrafo, y la localización. 

Un buen fotógrafo que haya trabajado en bautizos sabe cumplir con todos esos requerimientos y puede ofrecer las mejores sesiones a la familia, de forma que sus recuerdos queden inmortalizados en las mejores fotos. 

Fotografías antes del bautizo 

Antes de la ceremonia es habitual que los padres deseen hacer algunas fotografías con sus hijos o los padrinos. Estas fotos se suelen hacer en la entrada de la iglesia, en un espacio con buena iluminación del día. 

Hay que tener en cuenta que el espacio exterior de la iglesia no suele contar con mucha decoración, por lo que los padres pueden optar por traer una, o solicitarlo entre los servicios de fotografía. 

Muchas de las iglesias en Castellón cuentan con espacios dentro de ellas donde puedes hacer esas fotografías empleando la decoración del entorno a su favor. 

Fotografías durante el bautizo 

Una vez iniciada la ceremonia del bautizo en Castellón, los fotógrafos profesionales se sitúan a los lados del altar para hacer las fotografías de los presentes. Esto incluye a los padres con el niño, los padrinos y madrinas, y el padre de la ceremonia. 

Llegado el momento de bautizar al pequeño, el fotógrafo de bautizos de Castellón se acerca un poco, lo suficiente para que la cámara capte el momento en que el agua bendita cae sobre la cabeza del niño. 

Ese instante tan especial se debe captar de la mejor manera posible, ya que los padres quieren que sus hijos puedan verlo con todo lujo de detalles cuando crezcan. 

Es normal, que en estos momentos los más pequeños comiencen a llorar o se encuentren inquietos, ya que es una situación que ellos desconocen. Tanto los padres como el fotógrafo deben intentar llamar su atención para calmarlo, evitar que se distraiga con otras cosas y hacer la fotografía ideal. 

Fotografías después del bautizo 

Los niños se encuentran más calmados y alegres al finalizar la ceremonia del bautizo, ya que pueden salir de la iglesia y jugar. Es ahí cuando comienza la sesión de fotos de salida. 

Se suele tomar como escenario la salida de la iglesia con las grandes puertas abiertas, la familia reunida y el bebé como foco principal. Las fotos se pueden hacer de cuerpo entero o del torso hacia arriba. 

De igual forma como ocurre en las sesiones antes de entrar a la iglesia, en la salida se pueden hacer fotografías del pequeño. Estas deben ser visualmente diferentes a las primeras para que los padres puedan apreciar el cambio. 

Fotografías privadas 

Una sesión de fotografías privadas en los bautizos de Castellón se puede hacer antes o después de la ceremonia. Normalmente, los padres optan por hacer la sesión antes, de forma que puedan ver el trabajo profesional del fotógrafo. 

Esta sesión se puede hacer en un estudio o en la casa, dependiendo de donde se sientan más cómodos. La comodidad del bebé es igual de importante, ya que será el modelo y tendrá muchas distracciones que podrían inquietarlo. 

Si se realizan en el hogar de la familia, el bebé se sentirá más cómodo y se podrá capturar bonitas fotografías, aprovechar el encanto natural del pequeño, y probar con distintos escenarios. 

Por otro lado, un fotógrafo de bautizos de Castellón y sus alrededores puede aprovechar varios lugares del exterior, como la costa con vistas al Castillo de Peñíscola. 

Es un escenario ideal para una sesión con ropas de tonos claros donde hacer fotos del pequeño jugando en la arena, en el agua, en los brazos de sus padres, y todo ello aprovechando la luz natural y un momento de calidad.


 

¿Qué debes considerar antes de contratar un fotógrafo? 

Es importante contar con fotógrafos profesionales para un evento tan especial que solo ocurre una vez en la vida. Por esa razón vamos a ver una serie de aspectos que se deben valorar antes de contratarlo.

Conoce bien la zona 

Si el bautizo se va a celebrar en la provincia de Castellón es importante contar con fotógrafos de bautizos que conozcan la zona. Se trata de una región lo suficientemente amplia como para sorprender a cualquiera que lo visite, si se sabe dónde ir. 

Esto lo van a saber bien los fotógrafos de bautizos de Castellón que conocen los mejores rincones y lugares para hacer las sesiones de fotos de exterior, para cada tipo de fotografía. 

En el caso de los bautizos, conoce la zona donde se sitúa la iglesia, posibles lugares donde hacer fotografías al aire libre, tener en cuenta la hora en que se va a realizar la sesión y las mejores horas del día, para aprovechar la luz natural. 

Cada uno de esos factores será de gran importancia cuando se planea una sesión de fotografía que permita capturar la belleza de esta celebración tan especial. 

Emplea equipo de gran calidad 

Los fotógrafos profesionales cuentan con algo más que una simple cámara para capturar las imágenes deseadas. Estas se suelen realizar, en su mayoría, dentro de un estudio que tiene disponible diversos temas de ambientación para lograr el estilo deseado por los padres. 

Para la iluminación disponen de equipo de luz continua, el flash externo, la luz de modelado y otros accesorios que juegan con la luz para que se tenga el brillo e intensidad deseada. Estas siempre deben ajustarse para que el fondo, las personas y su vestuario no queden fuera de tono. 

A su vez cuentan con reflectores para aumentar o reducir la luz, el paraguas para reflejar la luz obteniendo un efecto más difuso, y las ventanas de luz para suavizar la luz emitida por los equipos mencionados. 

Si se va a trabajar en exterior, como es el caso de las fotos de entrada y salida del bautizo, se emplea una cámara profesional con fotómetro para controlar la iluminación. Una vez dentro, se puede incluir algún reflector o flash de estudio dependiendo de la iluminación que tenga la iglesia. 

Observa el trabajo que ha realizado

Nada dice más sobre una persona como el resultado de su trabajo, y eso es justamente lo que hay que buscar antes de contratarlo. Para un fotógrafo es importante contar con muestras de su trabajo en distintos ámbitos, no únicamente el bautismo. 

Se puede pedir muestras de cómo es su trabajo en estudio, en exterior, en lugares cerrados como la iglesia, el vestuario que se emplea y demás datos. 

Genera empatía con la familia

Las sesiones de fotografía deben ser divertidas, espontáneas y especiales. Es un momento que quedará congelado en el tiempo, y lo que menos se desea es tener un mal recuerdo por una mala dirección o no comunicar previamente el enfoque que se va a aplicar en el trabajo de fotografía. 

La forma en que el fotógrafo se relaciona con la familia y cómo se comporta con el bebé influye mucho en el resultado final de la sesión. Una persona fría, poco comunicativa, o incluso mandona puede generar una mala experiencia. 

Es recomendable contratar a un fotógrafo que tenga experiencia tratando con niños y genere una buena impresión. De esta forma, conseguirá el mejor ambiente para conseguir que participen en las sesiones de fotografía más naturales y relajados. 

Cuando la familia se siente bien con el trato, la sesión fluye con mayor naturalidad y todos se divierten. 

Es responsable con su trabajo 

Como cualquier trabajador responsable estará a disposición de las necesidades de sus clientes para conseguir que queden totalmente satisfechos. Al ser el bautismo una celebración especial, no puede haber errores en ese día con las fotografías que se hagan. 

Normalmente, una vez que se han terminado las sesiones fotográficas, el trabajo de edición posterior y la elección de las muestras fotográficas definitivas, se entrega el álbum de recuerdos tanto en soporte físico como digital. 

Esta última opción es la más utilizada hoy en día, ya que se pueden compartir los recuerdos con todos los familiares a través de internet. 

Por último, debido a que este tipo de celebraciones se suele realizar de forma grupal existe la posibilidad de realizar la contratación de un fotógrafo por un grupo de familias de forma que el pago se pueda dividir entre todas ellas.


 

Share it 
Previous